Cómo limpiar los oídos del bebé: lo que debes y no debes hacer 2024 .

 

 

 

¿Empieza a notar que le sale cera amarillenta de los oídos a su bebé? ¿Se pregunta si es seguro usar un bastoncillo de algodón para limpiar el drenaje?

Los bebés pueden ser pequeños y complicados ácaros que hay que cuidar, hay muchas cosas que hacer y otras que no. Otra cosa a tener en cuenta son sus frágiles orejas.

Los bebés tienen acumulación de cera en los oídos como los adultos. Sin embargo, requieren un método diferente para manejar esa situación pegajosa.

En este artículo, desglosamos todo lo que necesita saber sobre la cera del bebé y cómo limpiar sus oídos.

Índice

¿Qué es la cera del oído?

La cera del oído es un protector natural que el cuerpo produce a partir de células de piel muertas y una materia pegajosa creada por las glándulas. El término médico para la cera del oído es cerumen (1).

 

Dentro del oído de su bebé, hay varias glándulas, llamadas glándulas ceruminosas. Éstas producen continuamente una sustancia pegajosa que se mezcla rápidamente con las células de la piel y se espesa.

Por lo general, el color de la cera del oído es amarillo, anaranjado o incluso a veces marrón, con una densa sensación de cera. Sin embargo, para los niños pequeños y los bebés, tiende a tener una textura mucho más suave y ligera.

La cera de los oídos no suele ser un gran problema para tu pequeño. Es probable que se acumule, se seque y finalmente se caiga (bastante asqueroso, pero así es como es).

Puede ocurrir que las glándulas de los oídos de su bebé estén produciendo más cera de la que el cuerpo puede eliminar. Por lo tanto, se produce una acumulación. Desafortunadamente, también puede producirse una acumulación debido a que un padre bienintencionado inserte un bastoncillo de algodón en el canal auditivo del bebé.

La acumulación prolongada de cera en los oídos puede provocar una disminución de la audición, así como la irritación de los oídos.

¿Cuál es el propósito de la cera del oído?

La cera del oído es una parte importante del oído. La razón por la que el cerumen es tan espeso y pegajoso es para que pueda atrapar la suciedad, el polvo u otras partículas que puedan entrar en el oído. Si no hubiera cera en el oído, el canal auditivo sería susceptible de infecciones y otros intrusos no deseados (2).

Además de actuar como una barrera, la cera del oído contiene algunas sustancias químicas que pueden ayudar a combatir las infecciones. Estas sustancias químicas mantendrán el ambiente dentro de los oídos de tu pequeño sano y feliz.

 

Los químicos también pueden humedecer la piel dentro del canal auditivo. Esto, a su vez, ayudará a prevenir la sequedad y el picor en las orejas.

¿Cuánta cera del oído es normal?

Realmente no hay una cantidad típica de cera de oído que su bebé pueda tener en sus oídos. Algunos pueden tener más que otros, mientras que hay bebés que producen más en un oído que en el otro.

Podría ser útil mencionarle a su pediatra si a menudo ve que la cera de los oídos supura por el oído de su bebé. Cuando el pediatra inspecciona los oídos de su bebé, puede decir rápidamente si hay demasiada cera.

Si el médico puede ver a través de la cera y en el tímpano, entonces los oídos de su bebé están bien. Sin embargo, si la cera obstruye la vista, probablemente le recomendará que utilice algún tipo de gotas.

¿Podría ser una infección de oído?

Una infección de oído es cuando la parte media del oído se inflama. Ocurre cuando se acumula líquido justo detrás del tímpano, donde las bacterias se propagan y desencadenan una respuesta inflamatoria.

Las infecciones de oído son frecuentes entre los niños pequeños. Las estimaciones sugieren que aproximadamente cinco de cada seis sufrirán al menos una infección antes de cumplir los tres años (3). Por eso también se ha convertido en una de las razones más comunes por las que los padres buscan atención médica.

Los niños son mucho más vulnerables a las infecciones de oído. Esto se debe a que sus tubos auditivos son más estrechos que los de los adultos. Así que los fluidos pueden obstruir rápidamente el sistema, hacia donde las bacterias tienden a gravitar.

Las infecciones de oído son más comunes en los bebés y niños pequeños porque la conexión entre la cavidad nasal y el oído medio (trompa de Eustaquio) es horizontal, lo que permite que cualquier fluido nasal pase fácilmente. A medida que los niños crecen, el cráneo se alarga y crea una conexión más vertical, evitando el reflujo de la congestión (4).

Si sospecha que su pequeño tiene una infección de oído, busque estos signos antes de llamar al pediatra:

  • Tocando las orejas: Tirando o tirando continuamente de las orejas.
  • Inquietos: Pueden ser muy quisquillosos o quizás lloran más de lo normal.
  • Problemas para dormir: Esto podría incluir quedarse dormido o permanecer dormido sin preocuparse.
  • Fiebre: Este síntoma es más común en bebés y niños pequeños.
  • Fluido que viene del oído: Esto podría ser confundido con cera del oído, y viceversa.
  • Extra torpe: Pueden parecer desequilibrados.
  • Problemas de audición: No responden a los sonidos silenciosos.

¿Qué causa una infección de oído?

Podría ser fácil pensar que una infección es causada por una acumulación de suciedad dentro del oído. Sin embargo, la suciedad tiene poco que ver con estas enfermedades.

Como mencioné anteriormente, el culpable más común de una infección de oído son las bacterias. Su hijo puede ser extra vulnerable durante o después de tener un dolor de garganta o una infección en cualquier otra parte del sistema respiratorio (5).

 

La bacteria o virus que causó la infección anterior está a la caza de un nuevo lugar para vivir. El oído, por desgracia, proporciona el escenario perfecto para estos microorganismos.

A medida que la bacteria se asienta, desencadena una respuesta inflamatoria del cuerpo. Por lo tanto, causando los síntomas de una infección de oído.

Más información ¿Es seguro perforar las orejas de su bebé? (Lo que deberías considerar)

¿Exceso de cera en el oído o infección?

Esta es una pregunta común, y por una buena razón. Como una madre que a menudo ha llevado a su hijo a la consulta del médico, simplemente para que le digan que es una simple acumulación, sé lo difícil que puede ser.

A menudo es difícil saber si su pequeño tiene una acumulación de cera o sufre de una infección de oído. La mayoría de los signos son los mismos. Un niño con una acumulación de cera puede frotarse o tirarse de los oídos como si fuera una infección. Igualmente confuso, los bebés se tiran de los oídos cuando experimentan molestias por la dentición.

Pero la fiebre y los problemas para dormir son generalmente los signos reveladores de una infección de oído en un bebé o un niño pequeño.

Si no es más que cera extra, normalmente se puede ver con sólo mirar en el oído. Toma una linterna y tira suavemente del lóbulo de la oreja hacia atrás y lejos de la cabeza para ver mejor. Aquí es probable que veas un drenaje marrón o amarillo.

Si los fluidos son de tipo lechoso, claros o hay rastros de sangre, podría ser una infección. Una nota adicional sobre esto: la cera del oído no drenará de forma continua o profusa; el fluido infectado sí lo hará y justifica una visita al médico.

Cómo limpiar los oídos del bebé

Cuando se trata de limpiar los oídos de los bebés, hay más cosas que no hacer que hacer. Los oídos pequeños son vulnerables y pueden sufrir daños fácilmente.

Recuerde:

  • No: Use hisopos de algodón para limpiar los oídos de su bebé. Si le inserta algo en el canal auditivo, lo más probable es que empuje la cera más adentro. O peor aún, perfore el tímpano. La mucosa que recubre el canal auditivo también es muy sensible y puede sangrar fácilmente, incluso por la fricción de usar un bastoncillo de algodón.
  • No: ¡Usa tus dedos! Incluso tu dedo meñique es más grande que un bastoncillo de algodón y es probable que cause daños.

Limpiar los oídos del bebé con una toalla de baño

Pregúntele a cualquier pediatra y probablemente le dirá que la mejor manera de limpiar los oídos del bebé es con una toalla.

Este método no es para limpiar la parte interna del oído. En su lugar, sólo removerá el exceso de cera o suciedad que se encuentra en el exterior.

También puedes usar un Q-tip para esto. Pero manténgalo sólo fuera del oído.

Esto es lo que haces:

  • Coge una toalla limpia: Usa una que sea suave y adecuada para el bebé.
  • Humedézcalo con un poco de agua tibia: Asegúrate de que no esté demasiado caliente. No es necesario añadir ningún jabón.
  • Antes de proceder: Escurrir todo el exceso de agua. Los líquidos pueden gotear en el oído de su pequeño y causar una acumulación.
  • Toma la toalla y límpiala: Frota suavemente la superficie alrededor de la oreja de tu bebé. Limpie las esquinas y las grietas, pero no intente introducir la tela en el oído mismo.
  • Cuando termine: Limpia la toalla antes de proceder con el otro oído.Si el oído está un poco húmedo, límpielo suavemente con una toalla suave.

El final pegajoso

La cera de los oídos de los bebés puede ser asquerosa a la vista, pero no es dañina. Más bien, está ahí para ayudar a mantener los oídos de su bebé felices y saludables.

Muchas veces, es mejor dejarlo en paz, ya que eventualmente se caerá. Mientras tanto, puedes limpiar el exterior con una toalla húmeda. Si sospecha que hay una acumulación, contacte con su pediatra, que probablemente le recomendará una solución de gotas de cera para los oídos.

Cómo limpiar los oídos del bebé: lo que debes y no debes hacer 2024 .

Cómo limpiar los oídos del bebé: lo que debes y no debes hacer 2024 .

¿Empieza a notar que le sale cera amarillenta de los oídos a su bebé? ¿Se pregunta si es seguro usar un bastoncillo de algodón para limpiar el drenaje?

mejoresproductos

es

https://images.correotemporalgratis.es/mejores.edu.pl/1220/dbmicrodb2-mejoresproductos-como-limpiar-los-oidos-del-bebe-lo-que-debes-y-no-debes-hacer-2024--11091-0.jpg

2024-01-01

 

Cómo limpiar los oídos del bebé: lo que debes y no debes hacer 2024 .
Cómo limpiar los oídos del bebé: lo que debes y no debes hacer 2024 .

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://mimititos.com/como-limpiar-los-oidos-del-bebe-lo-que-debes-y-no-debes-hacer/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20